El pasado lunes día 18 en nuestro afán por mantener vivo el Pilandón disfrutamos de un rato memorable dibujando en la Taberna Bar Cuervo, donde contamos con la compañía de gente de fuera de la asociación que igualmente se acercó a dibujar con nosotros.

Sin embargo tristemente no pudimos disfrutar de la actuación de los chicos de Moher, como estaba previsto, por culpa de una inexplicable orden municipal que ha decidido poner fin, esperemos que por poco tiempo, a una larga tradición de música en directo en el Cuervo. No podemos menos que lamentar que en una ciudad tan necesitada de músculo cultural se pongan trabas a este tipo de iniciativas. Aun así nos fuimos de allí con un buen sabor de boca y este bonito regalo que nos dedicaron para toda la PiLA.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *